Caída de posicionamiento por actualización web

Cómo renovar tu página web sin perder posicionamiento

Uno de los factores importantes para posicionarse en Google es el tiempo. Por esta razón las mejoras en SEO nunca son inmediatas, a veces se necesitan varias semanas, o incluso meses para ver los resultados. El tiempo influye de varias formas:

  • Se tiene en cuenta la antigüedad del dominio. Un caso curioso ocurre al pasar el primer año que suele verse una notable subida.
  • El tiempo que lleva la web luchando por posicionar una palabra clave.

Esta es la razón por la que si tenemos una página web antigua debemos sacarle todo el “jugo” para que al renovarla no perdamos esa fuera de posicionamiento. Para ello contamos con una herramienta indispensable, las redirecciones 301.

¿Qué es una redirección 301?

Como redirección entendemos que si tu vas a visitar una página te envía a otra automáticamente y sin avisos. En este caso la redirección 301 además le indica a Google que lo que había en esa URL ahora está localizado en otro sitio. Además Google ha anunciado que esta función traslada toda la fuerza de posicionamiento de la antigua dirección a la nueva.

¿Cómo se hace una redirección 301?

  • Si utilizas WordPress recomendamos el plugin Simple 301 Redirects que a través de su panel de control es muy sencillo de manejar.
  • Desde el panel de administración del hosting. Puedes configurar que un dominio se redirija por completo a otro.
  • Desde una página web en PHP modificando el header con este código añadido al inicio:
    • header(“HTTP/1.1 301 Moved Permanently”);
    • header(“Location: NUEVAWEB”);
  • Utilizando HTACCESS que es un archivo disponible en la mayoría de servidores (con Apache) y que permite añadir manualmente las URL a redireccionar. Es la opción más complicada pero también la más versátil. Podemos redireccionar varias páginas a la vez utilizando patrones.

Renovando la web

Por fin llegamos a lo interesante. ¡Renovarse o morir! cómo dice la famosa cita. Con el paso del tiempo el contenido de la web se vuelve menos útil, se desactualiza. También el diseño pasa de moda muy rápido, o incluso la tecnología usada.

Por favor, si tu página web utiliza Flash ¡ actualízate cuanto antes!

A la hora de renovar la página web nos encontramos con diferentes situaciones. No te asustes si justo tras una renovación baja el tráfico unos días. Cuando están las cosas bien hechas se recupera, e incluso mejora en poco tiempo.

Cambio de Dominio

Bien porque hemos cambiado el nombre de la empresa, porque teníamos un dominio poco profesional o porque queremos dar un giro de marketing, el cambio de dominio es muy habitual. También es el más sencillo de redireccionar siempre que el contenido de la web sea el mismo. Básicamente hay que decirle a Google que todo lo que estaba en el DOMINIO1 ahora está en el DOMINIO2.

Cambio de estructura de la web

Es habitual tener una estructura web inicial que no ha sido diseñada de forma óptima y querer cambiarla con el paso del tiempo. Por ejemplo mover el blog a otro directorio, reordenar las categorías de artículos o mover los productos de una tienda online a otra URL. En este caso también se realiza la redirección de todo un directorio de la web a otro usando patrones.

Cambio de tecnología

Los cambios de CMS (WordPress, Blogger, Joomla…) son el caso más complicado. Cada constructor web tiene su estructura determinada y algunos en especial son bastante rígidos en ese sentido. Cuando nos llega un caso de este tipo se tiene que estudiar a fondo. Los patrones de redireccionamiento pueden hacer maravillas pero hay casos imposibles. Una solución intermedia suele ser analizar las URL más importantes y mejor posicionadas de la anterior web y hacer 301 con ellas a la nueva página.

Cambio a HTTPS (SSL)

Cada vez es más importante utilizar un protocolo seguro en nuestras páginas. Desde nuestro punto de vista es ya obligatorio. Chrome, el navegador más usado, ya indica todas las páginas http como no seguras con un claro mensaje. Esto hace perder credibilidad y clientes. Por suerte hay certificados de seguridad gratuitos como Let’s encrypt que nos permiten, en la mayoría de hostings, tener nuestra web asegurada. Si tu hosting te cobra por ponerte HTTPS no dudes en cambiarte. En SiteGround tienes migración gratuita, SSL y soporte telefónico. Una vez tu web tiene el protocolo seguro (puedes comprobarlo si funciona poniendo https en vez de http en la URL) sólamente tienes que redireccionar desde HTACCESS o con algún plugin tipo “Really Simple HTTPS”.

¿Necesitas un cambio en tu web?

Es hora de tomar acción. Puedes revisar diferentes aspectos de la web y sopesar si necesitas actualizar tu página. Deberías tener en cuenta si…

  • Tu web funciona bien y se ve correctamente en todos los navegadores
  • Se ve bien en móvil, tablet y PC
  • Utilizas Flash para animaciones (actualización URGENTE)
  • Tienes http (verás el aviso de página no segura al lado de la URL)
  • El diseño es anticuado
  • Tus competidores, u otras páginas que visitas tienen diseños y funciones mejores que la tuya
  • Tu página carga de forma lenta (prueba desde el móvil navegando por 3G)
  • Utilizas constructores webs anticuados

Uno o varios de estos factores deberían indicarte que es hora de ponerse manos a la obra.

No dudes en consultarnos si tienes alguna duda y comparte el artículo con algún conocido con páginas web del siglo pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.